tiempos suspensivos

Hay un ruido visceral en la esquina del mar
Las olas golpean un ángulo impalpable
a mis manos.
El olor recubre lo imposible.

Me despliego buscando nuevas tierras
Y es todo mar, sin costas.

Irse, irse, irse
¿Hacia donde si no hay puerta?
En la esquina del mar golpean las mareas, y estalla mi alma de espuma
brutal, empapada, revienta sobre rocas, sobre cielos, sobre nada.
Irse,
La casa, el árbol, cuyas raíces aprietan.
Reverso
Ondulación infinita, deriva azul, espanto de libertad.
Una cuerda
Una loca
Un nudo, en la garganta.
Garganta ancla de palabra y brisa

En la esquina del mar todos los sentidos son sólo ruido de espuma
Y allí soy,
fiera aullando sin palabras
hasta mojar el silencio, mojar el tiempo, inventar un recuerdo
enamorarme de ese espacio que se borra
del punto suspensivo
del lamer de una ola sobre la nada.

2 comments:

Mar said...

Me recuerda de pronto al pintor de Océano Mar.
Pintar sobre el lienzo con agua azul de mar.
Pinceladas transparentes por las que me dejo invadir, subvertir.

Las palabras con sus contrastes luminosos, su brisa y su grito.

Un grito dibujado en una tela invisible, inmensa, infinita.

Y sin embargo ser... en los puntos suspensivos de ese silencio que lame el tiempo

Ani Bustamante said...

Mar!!! me has pillado! amo Oceano Mar, se me metió directo al inconsciente.

...El pintor que buscaba pintar los ojos del mar. El tipo que queria hacer una enciclopedia sobre los límites del mundo y pasaba horas estudiando la linea brumosa de la oriila (frontera, umbral, pliegue...)

No tengo el libro a mano y estoy tratando de recordar una frase que la he copiado varias veces... pero que ahora, se la lamió el tiempo.

Muchos besos