ensayo sobre el tiempo

Ella se encuentra a mitad del olvido

toma al tiempo
con agua fría
traslada su material presencia.
Traga.
Duelen los tránsitos y las lágrimas que consigue derramar
solo en sueños.

Un sueño húmedo en el que ese objeto quedaba atracado en la garganta,
Un médico apunta con el bisturí en señal de delicada operación de abstracción.
Con anestesia no, dice ella. Temo a la anestesia.

Eso se encuentra a la mitad y sin anestesia
Toma tiempo
Toma aire y frota sus manos en la niebla
¿Qué transforma la risa en lágrima?
Ella se moja, Ella se agrieta
Ella, como muchas, redime su aliento con obscuros pájaros de invierno.

Ella recuerda, un compás rompe la espera

Todo es espacio sin tiempo cuando cierra los ojos y se entrega al silencio
con el cuerpo fuera del espacio, no llegan sus manos
a alcanzar el ángulo preciso de memoria.

Despacio
No hay geometría que alcance al deseo

El, Tiempo
con su constante sincronicidad la atempera, la fatiga, la traga, la expulsa.
Si Ella supiera que mi arritmia moja al Tiempo y sus compases.
Ay Ella
desplazo todos mis nombres hasta ti
me arrastro si es necesario
para abarcar el espacio vacío
que se abre entre el tiempo y mi garganta.
Tiemblo
Tiempo
tiemblo
Corta de una vez, sin anestesia
que este desplazar hasta Ella abre grietas cada vez mas amplias.
Porque Ella es lluvia que hay que quemar.
Y yo nada soy sin El que es, cuando todo falta.



2 comments:

Mar said...

Ya lo he leido tantas veces que no ha hecho más que jugarme tan en espejo que no tengo manera de "entrarle".

Y sin embargo es pasado. A mitad de camino ese olvido (lo recuerdo)
extripar sin anestesia (lo recuerdo)

Respirar tiempo...

Es tan completo (en mi lectura) que sutilmente acaricia aquella grieta, y me deja sin palabras.

Ani Bustamante said...

a mi también, querida Mar, me deja sin palabras.
Por ahora, respiro tiempo.

Abrazo fuerte